viernes, 22 de junio de 2018

El árbol seco del camino (22)





XXII

Gotea la diamantina miel de Venus
haciendo gemir el azul de la noche
se acerca la luna con la custodia de Júpiter
presienten la derrota de lo inevitable
la desnuda caída en el tálamo oceánico
crujen las tiernas hojas del incendio del agua
sabes ¿por qué lo sabes? que me duele dulce esta dulzura
de ver los desnudos vuelos de tu vida palpitando
vienes de la tarde encendida a la que me asomé
al oír la inexplicable voz de lo presentido de lo incrédulo
música de marea que siempre sonó en mi alma
ahora sé que me miras se estremece el miedo
por una vez siente la derrota el júbilo del poema
¡se anida en mis manos la lujuria del sueño!
¡qué importa que sea imposible amarte como te amo!

quintín alonso méndez


martes, 19 de junio de 2018

El árbol seco del camino (21)

XXI

los grises hacen irreal esta realidad de niebla
tiempo que se diluye como el horizonte
y como el horizonte se pierde cenizas del aire
la llovizna trae lágrimas de salitre
desde la catedral derruida de la tierra que flota
enfrente mar y espacio es una acuarela pálida
fuera del mundo
de ahí vienen los mágicos latidos
que inundan mi deseo de invadirte y llenarte
inventa la brisa la noche
anhelo tu abrazo
los labios que besan tus párpados
son los pájaros de mi canto
que alzan el vuelo en busca de tus labios
¡ah mágica! desde el silencio de tus árboles carnales
envíame la piel de las palabras
el fulgor de su textura
su honesta impúdica desnudez raíz del temblor
envíame sus hojas desnudas
sus resbaladizas caderas
yo sabré vestirlas
con las vestiduras del amor
y arder con mis versos
en tu húmedos arenales
inventando un sol

quintín alonso méndez




sábado, 16 de junio de 2018

El árbol seco del camino (20)



XX

Atardece con los resplandores delicados de saberte
no cabe la tristeza en la hondura que te habita
oscuridad azul que resbala de tus ojos
y hace noche el sosiego
líquida la estancia de los versos que te buscan
mar la dulzura del salitre que me regresa al beso
escribirte rumor indetenible de las mareas
escribirte la forma curva de la seducida palabra
no estoy en los territorios del cuerpo pero abundo en la materia
descansa en este regazo del musgo y la ausente luna
libera la sirga de los sueños y sueña
abandónate en su lecho de algas
te prometo el canto diario de los pájaros
en cada amanecer que te alce
ah la felicidad! ese néctar inabordable
al que no dejamos de acercarnos
aunque el viento nos arrastre lejos de la costa

quintín alonso méndez



   

martes, 12 de junio de 2018

El árbol seco del camino (19)



XIX

la noche siempre regresa a su curvatura de pérdidas
a donde se ha ido el tiempo que quiso ser real
los dioses protegen los silencios mientras las palabras se forjan en la nada
llegarán a ti porque están hechas con la magia y los poderes de lo imborrable
descubrirás que los pensamientos tienen cuerpo tallados en la piedra inmortal
las hijas del sol no dejarán de libar y ofrecerte la miel de la revolución: mis versos
porque ah la noche siempre regresa a su curvatura de búsqueda


quintín alonso méndez

viernes, 8 de junio de 2018

El árbol seco del camino (18)


XVIII

Cada verso lleva la palabra que se enreda en la lengua
resbala por los labios
se estremece por las laderas del cuello
repta por los acantilados de los muslos
se tiende plácida en la espalda desnuda
temblorosa se deshace
en busca de la boca del agua
así te piensa cada instante de mis pertenencias
una palabra de sol y lluvia de espiga en cada instante
con barcazas de plumas de pájaros navegan por los aires
saben de lo imposible del posarse pero es la inmensidad del viaje
el incesante parpadeo de la llama que arde en tus pechos y me llama
más allá de los caminos reales del mundo de los cuerpos terrenales del desguace
mas aquí en la palabra del verso que se abre y carnal agita como roce
el polen que se desprende de tus arenales de tus húmedas caderas de luna
palpa los vuelos de latidos y sueños que brotan de cada verso que te escribo
así es el rumbo de mis destinos incendiándome en los paisajes de mis deseos

  
quintín alonso méndez


martes, 5 de junio de 2018

El árbol seco del camino (17)



XVII

Al tiempo que las espesas nubes grises
le miden la altura al vuelo
graznan las gaviotas en su viaje ítaco a los acantilados
abajo el mar como lecho y guarida de los verdes y azules
griseados por el espejo del aire
deja que la brisa gris acaricie sus desnudas aguas
rescatando los acordes que un día las sirenas
desprendieron de sus labios
una tarde
pretérita o venidera
en solitario o acompañados
tú y yo recorrimos despacio la piel del deseo
esta espesura de besos descalzos caminando por la arena
y mordimos en los huesos
claramente mordimos en la carne de lo soñado

las tristezas son las trenzas de las algas que se mecen en el tiempo
dejándose llevar como cuna inacabada
por las mareas y los recuerdos

quintín alonso méndez



sábado, 2 de junio de 2018

El árbol seco del camino (16)




XVI

¿Qué te escribo?
Decirte que el vértigo de la luz
las alas


¿Qué te escribo?

Si escribo noche te escribo mis latidos
mis silencios mi desnudez
si escribo beso escribo tus labios
tus arenales tus playas
si escribo olas escribo mis dedos resbalando
por tus mares
si escribo palabra escribo tu piel
tu alma
¿Qué te escribo, Venus?

quintín alonso méndez